5 argumentos para ingresar al Colegio de Comunicólogos de BC

0
1500

Por José Israel Ibarra González *

Columna publicada en Uniradio Informa

Muchos colegas me preguntan por qué es importante pertenecer al Colegio de Comunicólogos de Baja California (Colcombc). En respuesta he decidido escribir en esta columna 5 puntos  que argumentan el valor de ingresar a esta asociación de profesionistas. La explicación sirve tanto para los licenciados en Comunicación como para la sociedad en general.

Los primeros 3 puntos están orientados al fortalecimiento de la comunidad de comunicólogos en la región y los últimos 2 puntos están dirigidos a explicar el papel del Colcombc dentro de la estructura social.

1.- Permite la creación de una red social.

Los comunicólogos han estado separados por el campo de su ejercicio profesional, por ejemplo, periodistas, fotógrafos, comunicadores gubernamentales, publicistas, comunicadores organizacionales, cineastas, etc. Dentro de cada uno de estos segmentos hay pequeños grupos de no más de 10 personas que son los que se ayudan. El problema es que existen oportunidades de lograr grandes proyectos que necesitan de otras áreas de la comunicación y gran parte de las veces no hay una conexión, no se conocen unos profesionistas con otros. El Colcombc es una plataforma que permite unir a los “hubs” de cada sector, es decir, a los líderes que permitan conectar por ejemplo, al cineasta que necesita la difusión de un proyecto con el periodista, pero también con el comunicador social que ayude a conseguir apoyo del gobierno y al profesional que maneje la publicidad. No se trata de hacer un Club de Tobby  sino de aprovechar el expertise de los egresados a través de la red.

2.- La defensa de los derechos laborales.

El mercado de trabajo en México está precarizado. Cada vez son menos las empresas que otorgan seguro social, contrato indefinido y un salario que permita una vida decorosa para la familia. Los comunicólogos y periodistas están entre los peores en el ranking de los salarios profesionales. En el Colegio de Comunicólogo se busca la organización de la comunidad de egresados de las distintas universidades para establecer precios mínimos por los distintos trabajos que se desarrolla en el campo profesional y crear empresas propias. Puede parecer una lucha perdida, pero acaso los médicos no lo hacen en la consulta privada y se unen para hacer clínicas con diversas especialidades.

3.- Incidir en los planes de estudios de las universidades.

La preparación de los estudiantes es distinta en cada universidad sin importar que todas las carreras se llamen Comunicación. Algunas se inclinan más al campo de los medios, otras a la parte organizacional, otras a lo audiovisual. Esta realidad no tiene nada de malo, porque hay profesionistas que salen más preparados en unas áreas que en otras. Sin embargo, cuando se enfrentan al mercado de trabajo o deciden seguir en la academia topan en la pared porque no tienen las herramientas adecuadas. Es ahí la importancia de que un cuerpo colegiado sugiera a las universidades los cambios que se tienen que hacer a los planes de estudios. Si se requiere más un perfil técnico o uno que obligue a sacar un título con tesis.

4.- La comunicación participativa para fortalecer el tejido social.

Las entidades de gobierno están acostumbradas a ver al comunicólogo como periodista o como comunicador social al servicio de la administración pública. Pero poco se conoce y también poco se ejerce el papel del comunicólogo como actor fundamental de la planeación comunicativa. Esta tiene el objetivo de que los comunicólogos sean el intermediario entre los grupos sociales como son las asociaciones de vecinos, otros colegios de profesionistas, defensores civiles y sociales con sus autoridades. Al pertenecer al Colcombc se abre la oportunidad de ser parte de ese engranaje que es necesario para que exista una planeación desde el gobierno que escuche a todos y no se impongan programas que se crean detrás de un escritorio sin establecer comunicación con la sociedad.

5.- Crear una institución fuerte para las futuras generaciones.

El Colegio de Comunicólogos de Baja California pretende convertirse en una institución. Cabe aclarar que una institución no es un edificio viejo lleno de burócratas, una imagen que existe en el imaginario colectivo. Una institución es un grupo de personas que se ponen de acuerdo en cómo hacer las cosas. Es decir un grupo de profesionales que crean mecanismos para relacionarse en la sociedad y los perpetúan. Un mecanismo puede ser cobrar un mímino por determinado trabajo o exigir licencias para hacer alguna actividad.

Invito a los comunicólogos interesados en pertenecer al Colcombc a que manden un correo electrónico a afiliacion.colcombc@gmail.compara pedir información sobre el proceso de ingreso.

José Israel Ibarra González
José Israel Ibarra González

Sobre José Israel Ibarra González

* El autor es estudiante de la Maestría en Desarrollo Regional de El Colegio de la Frontera Norte y becario Conacyt. Egresado de la Licenciatura en Comunicación de la UABC. Vicepresidente del Colegio de Comunicólogos de Baja California, ColcomBC.